Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema J.L.G.O..

J.L.G.O.

20100923081915-billetes-euro.jpg

     El individuo que responde a las iniciales que dan título a esta columna, ya les advierto, es un tipo peligroso. Un antisistema que pone en cuestión los fundamentos mismos de la sociedad occidental. Menos mal que este periódico, para no crear alarma social, ha despachado, en apenas cuatro líneas, el desagradable suceso que protagonizó hace unos días. No sabemos cómo es él, pero sí a qué dedica el tiempo libre: a cumplir, con un fanatismo espeluznante, con el décimo mandamiento.

      El pasado fin de semana, J.L., a esas horas en las que Dinio sufre un mayor grado de confusión, encontró, dice que en la calle Algeciras,  un sobre con 2.500 euros y un cheque con un pagaré. En lugar de silbar mirando para otro lado y meterlo todo en la de Ubrique, que es lo que haría cualquier persona normal, nuestro protagonista lo metió todo en Comisaría, alegando la ajenidad de los bienes. Los policías, como los bancos ahora, no daban crédito.

      Es sabido que aquí, desde que aparecieron aquellas monedas arcaicas, a poco que escarbes, es fácil encontrar, principalmente en algunos edificios públicos, sobres reventones de billetes. Pero también es cierto que detrás de un buen sobre, siempre hay un sobrecogedor, normalmente del ámbito político, rebañando la manteca. Ahí tienen a Rodríguez de Castro, que encontró tantos que se fue a Méjico a darle las gracias a la Virgen de Guadalupe.

      ¿En qué mundo vive J.L.? ¿Nadie le ha dicho que lo único que debe devolverse son los gitanos? ¿Qué pretende, convencernos de que predicar y dar trigo es la misma cosa? ¿Hacernos creer, quizá, que hay otro tipo de desprendimiento más allá del de retina? ¿No oyó nunca al Peña decir que vamos a llevarnos bien, pero, sobre todo, vamos a llevarnos lo que podamos? Sin apropiación indebida, el índice Nikkei, el apoyo del PNV a los presupuestos, los amiguitos del alma y hasta el hambre en el mundo, se irían, ustedes perdonen la ordinariez,  al carajo.

      Ese tipo, insisto, es peligroso. De Cádiz tenía que ser.

     (Columna publicada en Diario de Cádiz el 23-09-2010)

           

                        

23/09/2010 08:19 pepemendoza #. J.L.G.O. Hay 3 comentarios.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
1959909