Facebook Twitter Google +1     Admin

¡CÓMO ESTÁ EL SERVICIO!

20100630201513-natacha1-1-.jpg

     Supongo que conocen la polémica suscitada por ese juez que examina de Historia a los extranjeros que solicitan la nacionalidad española. Como si fuera el presentador de “Saber y Ganar”, el responsable del Registro Civil de Getafe pretende comprobar el grado de integración de los inmigrantes con cuestiones como qué ocurrió en 1868, cuántas dinastías de reyes han dirigido España y quién era Calderón de la Barca. Más allá de la procedencia o no del examen y de que algunas de las preguntas se puedan impugnar (el de La Barca es Cortijo, no Calderón), a mi me parece un grave error conceder la nacionalidad a los que progresan adecuadamente, en lugar de a aquéllos que necesitan mejorar. Si queremos seguir teniendo a camareros de sol a sol en la cocina de los restaurantes, o a mujeres cuidando ancianos o bruñendo suelos por dos duros, yo creo que es mejor contar con gente lo menos cultivada posible.  

      Imagine que usted y su pareja necesitan contratar a una empleada de hogar y que optan por una inmigrante que se sabe de carrerilla que España limita al Norte con el mar Cantábrico, que Extremadura son dos, Cáceres y Badajoz, y que nuestras vidas son los ríos que van a dar a la mar que es el morir, etcétera. Piense por un momento en que a la vez que usted hace speening en el salón escuchando de fondo a Bustamante o a El Barrio, del cuarto de servicio sale la sinfonía número 5 de Mahler o la 6 de Tchaikovsky. Reflexione sobre la hipótesis de que su pareja se acueste con Antonio Gala y la sirvienta lo haga con Borges. O yo que sé, que su hija mayor mate por la última vomitona de Belén Esteban mientras la interna resucita a sus dolores en las Redes cálidas y acogedoras de Eduardo Punset.

     ¿Para que a uno le hagan el cuerpo de casa y le cocinen macarrones con atún dos  veces por semana es necesario verse humillado intelectualmente de esa forma? ¿Y si les da por estudiar también Derecho Laboral? ¿Es una temeridad o no es una temeridad lo del juez ese que se cree Jordi Hurtado?

      (Columna publicada en Diario de Cádiz el 01-07-2010)

           

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Centroamericana

Para una latinoamericana como yo, lo que es una temeridad es que los españoles tengan un nivel cultural tan bajo y que usted tenga la sagacidad de plantearlo en su columna. Salvo dos ó tres excepciones (amigos entrañables y eruditos que tengo el gusto de conocer) los únicos españoles cultos que conozco son precisamente los que participan en Saber y Ganar, pero esos son los menos.
Para una Centroamericana como yo, Sí, porque Centroamérica… ¡¡¡¡existe!!!!. Existimos aunque muchos desconozcan nuestra existencia y se crean que de las Américas no hay más que dos: Norteamérica, (entiéndase erróneamente Canadá y Estados Unidos) y Suramérica (entiéndase y léase con el debido estupor: desde México hasta la Tierra del Fuego. Decía que para una centroamericana como yo, muchas veces no queda otra opción para habitar en vuestra tierra que la de aceptar trabajos mal pagados e ingratos. ¿Qué se le va a hacer, si el Señorito de la casa tiene pocas nociones de Geografía, Arte o Historia?, no es cuestión de echar perlas a los cerdos, ni están los tiempos para remilgos. ¡A currar en lo que se pueda, que todo trabajo honrado, por más nimio que sea, dignifica!. Lo que sí es imposible, es que nos volvamos analfabetas para complacer a sus mercedes. De paso … si tiene usted algún viejito que necesita que le cuiden, acá le dejo mi correo…

Fecha: 22/07/2010 18:48.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
1959909