Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Diciembre de 2009.

GLORIA BENDITA

20091203075506-1643548-1-.jpg

     Del silencio, el recogimiento y la contemplación sólo pueden salir cosas bien hechas, obras y trabajos decentes que reportan bienestar y cultura a la comunidad, por más que los vándalos del escape libre, los activistas del botellón y los técnicos del PROTEJA no alcancen a entenderlo, y sigan atentando, impunemente, contra la paz  urbana. Místicos, poetas, científicos, creadores en general, saben de sobra que la escasez de silencio es una tragedia tan grave como la escasez de agua o de vergüenza. El camino a todas las cosas grandes, escribió Nietzsche, pasa por el silencio.

     Las monjas de clausura pertenecen a esa rara especie en vías de extinción que ama el sosiego sobre todas las cosas, y entre laudes y vísperas, entre novenas y completas, elaboran, bajo la golosa mirada del Altísimo, dulces que dan fe de que, efectivamente, Dios anda entre pucheros, pero donde de verdad se nota su mano de santo es en el sublime arte de la confitería.

     Acostumbradas a trabajar sin usura, ajenas al ruido de mitras que llama agresiones a la pérdida de privilegios, y a las detonaciones de una clase política agrupada toda en la hucha final, las hermanas y su Jefe conviven en perfecta armonía, pues no es lo mismo estar a las órdenes de Díaz Ferrán, ese patrón del XIX, que de un Padre generoso y bueno. Tan exquisita repostería, además, lejos de provocar enfrentamientos, auspicia la concordia entre personas de toda ideología, religión y creencias.

     Del ruido, la prisa y la falta de respeto al prójimo sólo puede salir la comida basura. Del silencio, el recogimiento y la contemplación, nacen manjares como el cabello de ángel y el tocino de cielo (denominación de origen),  que ponen el paladar en comunicación directa con las manos del Creador. Como los dulces que, dentro de la muestra de repostería de conventos "Qué rico, Dios mío", se exponen mañana en la Fundación Municipal Universitaria de Algeciras, en una cita ya clásica que tiene el sabor antiguo y fraterno de la verdadera Navidad. Gloria bendita.

     (Columna publicada en Diario de Cádiz el 03-12-2009)

 

 

03/12/2009 07:53 pepemendoza #. GLORIA BENDITA Hay 2 comentarios.

REYES A LA CARTA

20091216223925-reyesmagos2-1-.jpg

     El pasado fin de semana, la Asociación Cultural "Aduaneros Sin Fronteras" convocó en asamblea a sus afiliados para preparar las fiestas navideñas. Como primer punto del orden del día figuraba la elección de los Reyes Magos.

     Nada más abrirse el turno de palabra, un socio propuso que Baltasar fuera un hombre de color (dijo negro, pero después rectificó). "Embetunarle la cara a un compañero es hacerle el juego a la derecha y a la multinacional Kanfort", sentenció en medio de una atronadora ovación. "Aunque yo soy más de Gaspar y el tema me afecta sólo colateralmente", matizó el Presidente, "he de decir que no hay personas de tez morena entre los afiliados, y que los estatutos de la entidad prohíben que alguien ajeno a la Asociación puede participar en las actividades internas".

     Una feminista pidió la derogación inmediata de ese artículo y, en agradecimiento a la mujer de  Obama, apostó porque los reyes fueran reinas, y que Melchor y Gaspar fueran representados por negras maquilladas de blanco, eso sí, con Kiwi, "porque se fabrica en un país oprimido: Cataluña". Un estudiante sugirió que fueran de Guinea Ecuatorial, por ser antigua colonia, y que no se repartieran conguitos a los niños, pues el personaje de la bolsa atenta contra la dignidad de esa raza hermana.

     Un jubilado, que se declaró monárquico hasta la médula, amenazó con borrarse de la Asociación si los reyes no eran de verdad. "Es un insulto a todas las Casas Reales del mundo que pongan a tres mamarrachos, que a lo peor son hasta republicanos", espetó malhumorado. ¡Y que profesen la fe católica!, apostilló una viejecita.

     La reunión siguió degenerando. Un admirador de Heraclio Fournier planteó la posibilidad de añadir un rey más al cortejo. Un abogado, que decía defender los intereses legítimos de los herederos de San Antón, solicitó que los elegidos llevaran  barbas  auténticas, "sin gomas detrás de las orejas". Y la dueña de una joyería exigió que se eliminara de la ofrenda el incienso y la mirra porque son "una mierda de regalos que no están a la altura del agasajado".

     P.D.: ¿Es un impresión mía o, verdaderamente, se nos está yendo la olla?

     (Columna publicada en Diario de Cádiz el 17-12-2009)

 

 

DEDICATORIA

20091230142026-mafalda-a-c3-b1o-nuevo.jpg

     Para la anciana que en el invierno de su vida acudió a la escuela de adultos de su pueblo para que le enseñaran a leer. Para el yudoca de once años que tras ganar tres combates sin despeinarse, preguntó a su padre, desde el tatami, que dónde estaba la cámara oculta. Para la madre que una noche de verano en Tarragona, iluminada por la emoción azul de las estrellas, bailaba con su hijo, paralítico cerebral, la canción más bonita del mundo.

     Para la amiga con la economía familiar en los huesos que devolvió, sin pensárselo dos veces, un ingreso en su cuenta que no le pertenecía. Para ese viejo militante de izquierdas que sigue cultivando valores sin precio. Para los amigos de la quinta de Iríbar con los que cada mañana de sábado juego el partido del siglo, porque no hay remedio más eficaz contra los achaques de la edad que correr detrás de esa vieja pelota que nos devuelve a los recreos de la infancia.

     Para el niño que en la medina de Fez clavó su mirada de desposeído en el corazón de mi conciencia de privilegiado. Para esa pareja, unida en la desventura, que comparte el mismo techo y el mismo drama existencial. Para la misionera que volvió a casa por Navidad y contempla perpleja esta orgía de consumo indecente. Para el abuelo que se mudó al olvido y sonríe indefenso desde el abismo de la desmemoria.

     Para las inmigrantes que reían la otra tarde en el autobús, conjurando, a carcajada limpia, esa tristeza negra que acompaña al desarraigo. Para los compañeros y compañeras con los que comparto, en régimen de alquiler, esta esquina de papel, por la que camina, buscando una columna en la que cobijarse, la letra pequeña de la vida. Para esa opositora, madre de familia numerosa, a la que nadie podrá arrebatarle nunca la gloria del intento.

     Para todos ellos va esta última columna del año. Y para usted, mi más sincero deseo de esa felicidad trabajada que se forja al calor del esfuerzo diario y que, cuando tiene a bien comparecer, trae incorporada la dicha de haberla merecido.

     (Columna publicada en Diario de Cádiz el 31-12-2009)

30/12/2009 14:20 pepemendoza #. DEDICATORIA Hay 3 comentarios.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
1959909